domingo, 20 de mayo de 2012

El reflejo de lo que fuimos...287/365



Nos seguimos viendo como la niña de las katiuskas rojas que volvía del cole pisando los charcos, viviendo a tope el frío del invierno y el calor del verano. Viviendo a tope, pero sin prisas. Total, tenemos toda la vida por delante,¿no?..

Y nos dan los 25, los 30... y seguimos pisando charcos con alegría..seguimos teniendo la vida por delante, ¿no?...

Pero de repente un día, ¡zásca!...nos alcanza nuestra edad cronológica y descubrimos que igual ya deberíamos darnos prisa. Que ese futuro que tenemos por delante se va estrechando cada día un poquito.

Creo que esto que intento describir no tiene que ver con la madurez de cada una, ni con el cansancio, sino con la perspectiva del tiempo que dura una vida. He envejecido un montón este último año, pensé el otro día. Y hoy me digo, no no: es que me estoy comparando con esa de las botas de agua y claro, se me vienen 39 años encima de tirón. No encima, no, es que se me quedan detrás....39 años por detrás, no por delante......Y como no me de prisita en esto y aquéllo, igual .....


...
..
.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...