domingo, 15 de enero de 2012

El otro lado de la vida...163/365



Se duchó, enjabonándose con calma. Se echó aceite y una buena capa de crema hidrantante, le gustaba ver brillar su piel después de depilarse. Se vistió frente al espejo: lencería roja, medias negras de cristal, la minifalda de cuero, botas de caña alta con tacones de vértigo...siempre en ese orden, el mismo ritual de todos los sábados. Se ciñó las cintas del sujetador para colocar el relleno en su sitio y lucir pechuga con la camiseta de lentejuelas.

Se sentó en el tocador y se maquilló con esmero, sin prisa, exagerando la raya negra que le daba esa mirada felina que tanto les gusta a los hombres. En esos momentos siempre pensaba en lo que se parecía a su madre cuando se maquillaba. Su madre: la mujer más bella del barrio, admirada por ellos, envidiada por ellas. Se puso su collar, ella se lo ponía en las ocasiones especiales.

Hoy iba a ser un día especial, sin duda.  Por fin se iba a presentar al mundo, ya no tenía nada que perder, ni miedo, ni vergüenza. Sentía los mismos nervios que en el baile de fin de curso casi treinta años atrás.

Bajó al portal, ya se oía el jaleo de los vecinos en la berbena en honor de la patrona del barrio. Cogió aire y se dijo...

.......Adelante, Sergio, hoy empiezas a vivir el otro lado de tu vida.......






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...