jueves, 24 de noviembre de 2011

Las cosas de Marina III y de Patricia II...111/365

...no son hojas, son barquitos... by Garbándaras




Últimamente Marina no me hace muchas preguntas de las de rascarme la cabeza. Creo que tiene todo el cerebro ocupado en aprender a leer, está todo el día dando vueltas a las palabras, intentando descifrar todo lo que se encuentra escrito por ahí. Hoy hemos hecho un prueba práctica en mercadona, le he encargado que coja el paquete de café natural y no el de mezcla, y leyó bien. Menos mal que no me gusta el torrefacto, si no igual seguimos allí.

Pero ayer sí me hizo una pregunta de las molonas. "Mamá, y la vida ¿no se acaba nunca?" Bueeno, bien. Lo primero: contextualizar. A ver en que coño está pensando exactamente, por si hay que llamar al psicólogo de guardia o lo puedo resolver yo sola. "Cariño...con la vida te refieres a la tuya concretamente o a por que "no se acaba la gente"??  "A eso..hasta cuando hay gente"..Bien, todo en orden, no quiere acabar con su vida a los casi 6 años...uffff....

Así que le hice ver en conjunto eso de nacemos (su primo recién nacido), crecemos (ellas), crecemos mas (sus primos mayores), pasamos de niños a jóvenes (su hermano), a adultos (papá y yo), adultos mas mayores (abuelos), y viejitos como su bisa...y como vamos subiendo en el escalafón hasta acabar.....y ahí ya le dije que siguiese dándole caña a los macarrones que tenia que irse a la cama pero a la voz de ya....

Y mientras Marina filosofa, Patricia qué hace, os preguntáis en este momento, seguro. Pues liarla. Mayormente. "Pequeeee...¿qué haces???"...silencio absoluto....Uhmmm, muy sospechoso. Voy a mirar y en vez de encontrarme a mi hija sale de debajo de la mesa un ser.....colorao....o sea...con toda la cara roja....muy muy roja....rediós, me digo....¿quién eres tú y que has hecho con mi hija??..Soy yo, mami, Patricia. Y claro...le monto un chocho mientras le limpio cara y manos con varias toallitas del culo (mágicas), sin explicarle, claro está, la definición del término "lavable". Ya tendrá tiempo de averiguar que sus rotus se quitan bien. Pero es que después de reñirla, llega la hora de la cena y se sienta en la mesa con las dos manos muy apretadas.....y no me las quiere enseñar por mucho que insisto....y cuando consigo vérselas ¿que había??....pues con dos cojones se habia vuelto a pintar, con boli esta vez.....cogí aire, dos veces, y le dije que se comiese los macarrones que tenía que irse a la cama a la voz de YA.....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...